Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Teléfono: +34 975 327 002 :: Email: huerta@planalfa.es

Reflexiones del Abad

CAPITULO GENERAL: loado seas, mi Señor, ... por la fuerza del deseo Loado seas, mi Señor, por estos días que nos has concedido para reunirnos en Capítulo General en la tierra de uno de tus predilectos, tu “poverello”. Concluida ya esta reunión de abades y abadesas, me retiro al santuario de Asís, donde reposan los restos de San Francisco, para compartir con vosotros lo que el Espíritu me inspire. Uno de los temas que ha sugerido el Abad General en sus conferencias ha sido el deseo, fuente de vida inserta en lo más profundo de nuestro ser, sin lo cual…
75 AÑOS NO ES SIGNO DE VEJEZ, SINO DE VIDA En este año eucarístico que estamos celebrando, la comunidad de Sta. Mª de Huerta también conmemora un acontecimiento importante: el 75 aniversario del retorno de los monjes, expulsados en 1835 y vueltos en 1930. Y es que la vida es una fuerza que hace brotar incluso lo que aparenta estar seco y abandonado. En una cultura como la nuestra, donde se prima lo joven, lo fuerte, lo valioso, relegando lo pobre, lo débil, lo viejo, hemos de recuperar el valor de la debilidad del anciano, no viéndolo como una pérdida…
ESPERAR LA PASCUA CON ANSIA DE ESPIRITUAL ALEGRÍA Esa es la actitud que nos pide San Benito en tiempo de cuaresma: esperar la pascua con ansia de espiritual alegría (RB 49, 7). Esa es la espiritualidad de la primitiva comunidad cristiana que, no teniendo cuaresma, celebraba el triduo pascual como una espera anhelante del Señor que marchó y prometió volver (viernes santo - vigilia de resurrección). Nadie espera de forma anhelante como si de un luto se tratase o como oveja llevada al matadero. Estas cosas las sufrimos con mayor o menor entereza, pero no las deseamos, y menos con…

La Palabra II

Lunes, 20 Diciembre 2004 17:49
LA PALABRA II Un año más celebramos la venida de la Palabra de Dios encarnada. La palabra revela lo que llevamos dentro. En el corazón de Dios sólo reside el amor, por eso su palabra es el amor encarnado que acampa entre nosotros. Y no le bastó comunicarse, sino que quiso acampar en medio de nosotros, quizá por aquello de que la levadura en medio de la masa la termina fermentando. Nosotros, hechos a imagen de Dios, nos sentimos impulsados también a salir y a “acampar” en los demás. Pero, ¿qué podemos ofrecer y qué es lo que nos mueve…

¿Cuál es nuestra identidad?

Domingo, 20 Junio 2004 17:47
¿CUAL ES NUESTRA IDENTIDAD? Cuando Moisés delante de la zarza ardiente preguntó a Dios su nombre, éste le respondió: “Yo soy” y se implicó prometiendo liberar a su pueblo. Cuando Jesús en el huerto de los olivos va a ser apresado y preguntan por él, responde: “Yo soy”, y si me buscáis a mí dejad marchar a estos, implicándose también en favor de los suyos. Pedro, sin embargo, niega temblorosamente su identidad ante el interrogatorio del siervo: “Yo no soy”, y con ello rehuye toda implicación. ¿Por qué? Pedro había sido muy rápido en prometer al Señor en el transcurso…
QUIEN TRABAJA POR LA COMUNIÓN CREA COMUNIDAD La comunidad no es algo secundario para nosotros, a quienes se dirigen aquellas palabras del Génesis: ‘No es bueno que el ser humano -hecho a imagen y semejanza de Dios- esté solo’. Y no se trata de tener con quien amenizar el camino, sino de poder entrar en relación de comunión, esa comunión que se nos revela entre las personas de la Trinidad. Es un tema que sale con frecuencia, como no puede ser menos, y que también lo trata D. Bernardo en su última carta. Jesús quiso anunciar la Buena Nueva a…

La Palabra

Sábado, 20 Diciembre 2003 17:44
LA PALABRA A las puertas del adviento preparamos el camino a la Palabra. La Palabra de Dios se encarna, acampa entre nosotros para que la veamos, la escuchemos, la palpemos. La Palabra de Dios, como la de cada uno de nosotros, revela lo que hay en el corazón y es capaz de vivificar lo que toca, cuando es fruto del amor y es acogida por el que la recibe. Pero la palabra también es capaz de dar muerte cuando brota de un corazón dañado. Por eso se nos recuerda que la lengua es como el pequeño timón de un barco…

Si Dios no es mi Dios, no existe para mí

Viernes, 20 Junio 2003 17:43
“Si Dios no es mi Dios, no existe para mí” ¡Qué facilidad tenemos para hacer de las cosas un puro sentimiento o una pura idea! Lo que sentimos lo tenemos por real, y sin duda lo es, pero pasa con la misma velocidad que pasa el sentimiento, dejándonos una sensación de precariedad. Lo que pensamos lo tenemos por más sublime, más imperecedero, pero poco tangible, por lo que nos viene la duda. ¿Dónde se encuentra Dios?, ¿dónde está nuestra fe? Cuando Dios queda reducido a un sentimiento, poco dura y marcha como si fuera a trompicones. Cuando Dios se nos…

Nadie me quita la vida

Jueves, 20 Marzo 2003 17:42
“Nadie me quita la vida; yo la doy voluntariamente” (Jn 10, 18) En este doloroso tiempo que estamos viviendo, donde el odio y el miedo se transforman en deseos de eliminar a los que nos atemorizan para poder sentirnos seguros, debemos buscar luz en el mensaje de Jesús, que camino hacia Jerusalén nos invita a participar de una muerte que lleva a la vida. ¿Quién ha merecido el don de la vida? A nadie se nos preguntó, ni hicimos méritos para comenzar a vivir. Sin embargo, tomamos posesión de ella como algo propio, merecido y plenamente nuestro, aunque se nos…

Frutos del último Capítulo General

Viernes, 20 Diciembre 2002 17:41
Frutos del último Capítulo General Dad gracias al Señor, porque es bueno (Sal 135). Un corazón agradecido es grato al Señor y a los hombres. Al finalizar un año más, es buen momento para mirar atrás y ver el rastro que ha dejado en el camino la presencia de Dios en nuestras vidas. Su presencia está ahí, y los que tienen fe la saben ver, intuyendo el poso que deja su rastro y que va pacificando el corazón al hacerlo confiado, excluyendo el temor de los que aún no se saben hijos. El ser humano es indigente, por eso teme;…

Invitados a la mística

Jueves, 20 Junio 2002 17:40
Invitados a la mística o a saborear el misterio de Dios en nosotros y en todo ¿Por qué nos llama la atención que el Abad General se haya referido a la mística en su carta a las Fraternidades Laicas Cistercienses? ¿Podemos pensar que algunos eclesiásticos viven en su mundo y no saben aterrizar en éste? ¿Creemos verdaderamente que sólo se nos puede hablar de aquello que somos capaces de pesar, medir, contar o, a lo más, racionalizar? ¿No será quizás un reto a descubrir aquello que somos en lo más profundo de nosotros mismos, libre de los adornos que nos…

Quien vive en el Resucitado nada teme

Miércoles, 20 Marzo 2002 17:39
Quien vive en el Resucitado nada teme “Si escucháis hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón”, nos invita el salmista. ¿Y qué nos dice? Estrenad un corazón nuevo y un espíritu nuevo ¡El Señor ha resucitado!, ha vencido a la muerte y debe apartar de nosotros todo temor. ¿Aún teme nuestro corazón? El Pastor que nos conduce hacia fuentes tranquilas donde reparar nuestras fuerzas es nuestro Pastor. Por eso decimos con el salmo: “Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan”. La Resurrección del Señor es incompatible con el temor,…