Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Teléfono: +34 975 327 002 :: Email: huerta@planalfa.es

Comentarios a la Regla de San Benito por el Abad

POR ISIDORO Mª ANGUITA (ABAD DE SANTA MARÍA DE HUERTA)

Los presentes comentarios a la Regla de San Benito (RB) no pretenden más que compartir con aquellos que lo deseen algo de lo que periódicamente suelo hablar a los monjes de mi monasterio. Por ello estos comentarios tienen como destinatarios inmediatos a los monjes, mirando también a la fraternidad de laicos cistercienses que comparten con nosotros una misma espiritualidad. Quizá sean éstos los que me han movido principalmente a “colgar” en la red estas charlas capitulares, pues mis hermanos monjes ya las han escuchado y no necesitan venir aquí a leerlas. Aunque seguramente iré modificando los textos a medida que los reescriba, no es mi intención corregir su orientación a monjes, siendo consciente que los laicos son muy capaces de hacer una lúcida transposición a su vida secular de las alusiones más monásticas. Evidentemente hay cosas que aquí omito por ser más de carácter privado. En otras ocasiones no me resisto a referirme explícitamente a la vida cotidiana de las familias y personas que se relacionan con nosotros.

No quiere ser un comentario erudito, aunque sí aclare términos y para alguno quizá me pueda extender más de lo debido. Es bueno hacer un poco de esfuerzo para no “descontextualizar” excesivamente la Regla en una interpretación exclusivamente acomodaticia a nuestro hoy. La tradición mana de una experiencia. Es algo que recibimos y no podemos traicionar. Pero tampoco debemos petrificarla dejándonos atrapar sin más por su literalidad. Su riqueza se muestra cuando la experiencia vital que movió a otros a escribir, despierta en nosotros una nueva experiencia que sintoniza con la que aquellos tuvieron. La letra, entonces, se convierte en mero vehículo de vida, sin retener nada de ésta, como canal que deja pasar el agua y con nada se queda.

LA REGLA DE SAN BENITO CONSTA DE UN PRÓLOGO Y 73 CAPÍTULOS.

Capítulo 46 (1)

Sábado, 26 Marzo 2016 17:32
LOS QUE FALTAN EN CUALQUIER OTRA COSA (RB 46-01) Con el presente capítulo San Benito concluye la sección de cómo han de satisfacer los monjes refiriéndose a la corrección de las faltas incluso leves. Si en los capítulos precedentes aludía a las faltas menores en el oratorio o por llegar tarde, ahora concluye teniendo presente cualquier tipo de falta leve, incluso involuntaria, como el rompérsele a uno accidentalmente un utensilio de trabajo. Son esas faltas propias de la limitación humana, por lo que abundan en toda vida comunitaria. Pues bien, el santo Patriarca no quiere perder ocasión para hacer que…

Capítulo 45

Sábado, 19 Marzo 2016 17:29
LOS QUE SE EQUIVOCAN EN EL ORATORIO (RB 45)  En el capítulo anterior San Benito ha tratado sobre el modo de satisfacer los excomulgados, es decir, los reos de faltas graves. Ahora se fija en faltas tan simples, involuntarias y no infrecuentes como el equivocarse al recitar un salmo, un responsorio, etc. Quiere que por estas cosas uno se disculpe ante los demás inmediatamen­te, so pena de un mayor castigo. Ciertamente que ante una falta así, si se deja la satisfacción para más tarde, pierde todo carácter pedagógico, pues su entidad no es lo suficientemente grande como para permanecer en…

Capítulo 44 (2)

Sábado, 27 Febrero 2016 16:16
CÓMO HAN DE SATISFACER LOS EXCOMULGADOS (RB 44-02) Además de permanecer postrado para dar satisfacción, San Benito manda al excomulgado que permanezca así sin decir palabra. ¿Por qué dice esto el Patriarca? No parece la postura más idónea para “explicarse”, y, sin embargo, seguro que a más de uno se le escapaban palabras de justificación o murmuración. El monje debe manifestar su enmienda interior sin palabras. Esta actitud es muy difícil, pues se opone a nuestro movimiento reflejo de justificarnos, a la respuesta instintiva que nos surge ante cualquier acusación o reprensión: necesitamos excusarnos, justificarnos. A veces lo hacemos incluso…

Capítulo 44 (1)

Domingo, 14 Febrero 2016 16:15
CÓMO HAN DE SATISFACER LOS EXCOMULGADOS (RB 44-01) Al terminar de hablar sobre los que llegan tarde a la comida o al oficio divino, San Benito vuelve a traer a colación a los excomulgados en este capítulo de la Regla, pues tienen alguna relación con lo anterior. Ya vimos cómo distingue entre faltas leves y faltas graves. Las primeras van acompañadas de la excomunión de la mesa, mientras que las segundas suponen la excomunión de la mesa y también del oratorio. En los capítulos 24 y 25 nos habla en qué consiste el castigo que merecen las faltas graves y…

Capítulo 43 (3)

Domingo, 07 Febrero 2016 10:23
LOS QUE LLEGAN TARDE AL OFICIO DIVINO O A LA MESA (RB 43-03) El final de este capítulo no pega mucho con el resto sobre la puntualidad. Parece como si hablando sobre los que llegan tarde a la comida le hubiese venido a la mente a San Benito una experiencia un tanto amarga de la que no ha querido dejar de hablar: Y nadie se atreva a tomar nada para comer o beber antes o después de la hora señalada. Pero si el superior ofreciere alguna cosa a alguien, y éste no quiere aceptarlo, cuando desee lo que antes rehusó…

Capítulo 43 (2)

Domingo, 31 Enero 2016 10:19
LOS QUE LLEGAN TARDE AL OFICIO DIVINO O A LA MESA (RB 43-02) A la hora del oficio divino, tan pronto hayan oído la señal, dejando todo cuanto tuvieren entre manos, acudan con la mayor prisa, aunque con gravedad, para no dar pie a la disipación. Por tanto, nada se anteponga a la obra de Dios. San Benito nos invita a dejar lo que tengamos entre manos para acudir con la mayor presteza al oficio divino, pero haciéndolo con gravedad para no dar pie a la disipación, pues, como él dice, “nada se debe anteponer a la obra de Dios”.…

Capítulo 43 (1)

Domingo, 24 Enero 2016 10:17
LOS QUE LLEGAN TARDE AL OFICIO DIVINO O A LA MESA (RB 43-01) Una de las características de la vida comunitaria es que nos exige más en nuestros compromisos. Al vivir solos podemos ser más flexibles sin tener que dar cuentas a nadie ni tener a nadie que nos contraste. Vivir en comunidad supone renunciar en buena medida a nuestros antojos cotidianos, encontrando en ella una gran ayuda para disciplinarnos en nuestra norma de vida. Una de las mayores y más saludables disciplinas es la de la puntualidad, que nos obliga a superar la pereza, a renunciar a nuestros caprichos,…

Capítulo 42 (3)

Domingo, 10 Enero 2016 16:28
NADIE HABLE DESPUÉS DE COMPLETAS (RB 42-03) Reunidos, pues, todos, rezarán completas, y, al salir de las completas, no se permita a nadie volver a decir nada. Si alguien es sorprendido quebrantando esta norma de la taciturnidad, será sometido a severo castigo, a no ser que se presente una necesidad por lo que toca a los huéspedes, o tal vez el abad mande alguna cosa a alguno. Pero incluso esto debe hacerse con toda gravedad y la discreción más delicada. San Benito es verdaderamente exigente en el silencio nocturno, ya que además de insistir que después de completas nadie tiene…

Capítulo 42 (2)

Domingo, 03 Enero 2016 16:26
NADIE HABLE DESPUÉS DE COMPLETAS (RB 42-02) Continuamos escuchando lo que dice San Benito respecto al silencio nocturno precedido de una lectura apropiada: Si es día de ayuno, poco tiempo después de terminar las vísperas acudirán sin tardar, como hemos dicho, a la lectura de las “Colaciones”; y, leídas cuatro o cinco hojas, o cuanto la hora permita, se habrán reunido todos durante este intervalo de lectura, si alguno estaba ocupado en alguna tarea que le hubiesen encomendado. Hay aquí un aspecto práctico que parece importante para San Benito: todos se deben reunir al anochecer para rezar completas, por lo…

Capítulo 42 (1)

Domingo, 27 Diciembre 2015 16:23
NADIE HABLE DESPUÉS DE COMPLETAS (RB 42-01) San Benito da a este capítulo un título claro y directo: Que nadie hable después de completas. En todo tiempo han de cultivar los monjes el silencio, pero mucho más durante las horas de la noche, nos dice. Parece una perogrullada, pues la noche está hecha para dormir, y, salvo algunas excepciones, cuando dormimos no hablamos. ¿Cuál es entonces la intención de San Benito? No parece que el patriarca pretenda limitarse a dar un sentido práctico a ese silencio, por ejemplo para que los monjes puedan dormir sin molestarse los unos a los…

Capítulo 41

Domingo, 20 Diciembre 2015 16:33
A QUÉ HORAS HAN DE COMER (RB 41) Con este capítulo San Benito concluye su exposición sobre la alimentación de los monjes de la que venía hablando en los capítulos precedentes. Como podemos observar divide el año en cuatro períodos respecto a la comida: -          el tiempo de pascua -          de Pentecostés al 14 de septiembre -          del 14 de septiembre hasta el miércoles de ceniza (“cuaresma monástica”) -          el tiempo de cuaresma. En el tiempo pascual no se ayuna; los demás períodos estarán marcados por diversos tipos de ayuno. En realidad el ayuno que propone San Benito consiste esencialmente…

Capítulo 40 (2)

Domingo, 13 Diciembre 2015 16:31
LA TASA DE LA BEBIDA (RB 40-02) San Benito legisla para una comunidad, por eso sabe que debe tener cierta elasticidad en las normas comunes. A él le toca discernir con discreción lo que es necesario, atendiendo a la diversidad de lugares, momentos y personas, sin que eso justifique los excesos. Anima a los hermanos más fuertes y no quiere que los más débiles se desanimen. Nos dice en referencia al vino: Con todo, si por las condiciones del lugar, o por el trabajo, o por el calor del verano se necesita más, dependerá del juicio del superior, procurando que…