Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Teléfono: +34 975 327 002 :: Email: huerta@planalfa.es

Comentarios a la Regla de San Benito por el Abad

POR ISIDORO Mª ANGUITA (ABAD DE SANTA MARÍA DE HUERTA)

Los presentes comentarios a la Regla de San Benito (RB) no pretenden más que compartir con aquellos que lo deseen algo de lo que periódicamente suelo hablar a los monjes de mi monasterio. Por ello estos comentarios tienen como destinatarios inmediatos a los monjes, mirando también a la fraternidad de laicos cistercienses que comparten con nosotros una misma espiritualidad. Quizá sean éstos los que me han movido principalmente a “colgar” en la red estas charlas capitulares, pues mis hermanos monjes ya las han escuchado y no necesitan venir aquí a leerlas. Aunque seguramente iré modificando los textos a medida que los reescriba, no es mi intención corregir su orientación a monjes, siendo consciente que los laicos son muy capaces de hacer una lúcida transposición a su vida secular de las alusiones más monásticas. Evidentemente hay cosas que aquí omito por ser más de carácter privado. En otras ocasiones no me resisto a referirme explícitamente a la vida cotidiana de las familias y personas que se relacionan con nosotros.

No quiere ser un comentario erudito, aunque sí aclare términos y para alguno quizá me pueda extender más de lo debido. Es bueno hacer un poco de esfuerzo para no “descontextualizar” excesivamente la Regla en una interpretación exclusivamente acomodaticia a nuestro hoy. La tradición mana de una experiencia. Es algo que recibimos y no podemos traicionar. Pero tampoco debemos petrificarla dejándonos atrapar sin más por su literalidad. Su riqueza se muestra cuando la experiencia vital que movió a otros a escribir, despierta en nosotros una nueva experiencia que sintoniza con la que aquellos tuvieron. La letra, entonces, se convierte en mero vehículo de vida, sin retener nada de ésta, como canal que deja pasar el agua y con nada se queda.

LA REGLA DE SAN BENITO CONSTA DE UN PRÓLOGO Y 73 CAPÍTULOS.

Capítulo V-3

Viernes, 20 Febrero 2015 00:08
LA OBEDIENCIA (RB 5-03) 05.08.12 Después de ensalzar el valor de la obediencia como una concreción más del amor, que nos permite encarnar nuestros sublimes ideales en la prosaica realidad, a imitación de Cristo, la RB pasa a describirnos en qué consiste la obediencia. En primer lugar reconoce que es algo arduo, y lo asemeja a la senda estrecha de la que nos habla Jesús en el sermón de la Montaña (Mt 7, 13-14): Es que les empuja el anhelo de subir a la vida eterna, y por eso eligen el camino estrecho del que dice el Señor: “Estrecha es…

Capítulo V-2

Viernes, 20 Febrero 2015 00:07
LA OBEDIENCIA (RB 5-02) 29.07.12 La obediencia era una virtud muy arraigada en la mentalidad de los monjes antiguos, alcanzando altas cimas de exigencia, pues veían en ella la oportunidad de imitar a Cristo en su obediencia hasta la muerte. Es evidente la importancia que da la RB a esta virtud, dedicándole tres capítulos (5, 68 y 71), aparte de mencionarla con mucha frecuencia. Ya el Prólogo la presenta como el camino de retorno a Dios. En este capítulo 5 no se hace una exposición detallada de las bases de la obediencia, lo que puede decepcionar a algunos, pero es…

Capítulo V-1

Viernes, 20 Febrero 2015 00:06
LA OBEDIENCIA (RB 5-01) 08.07.12 El término “obediencia” se deriva de oír, significa la actitud de escucha, la disponibilidad de escuchar al otro abriéndonos a su voluntad, pues en toda escucha atenta hay un deseo receptivo de acoger al otro (su persona, su pensamiento, su voluntad), sin que por ello quedemos anulados nosotros mismos. Es más un acto del corazón que del oído. Escuchar y obedecer vienen de la misma raíz etimológica. En latín, ob-audire y obeodire son dos vocablos muy próximos. En la literatura cristiana ambos términos se relacionan con la palabra hebrea shema, cuyo sentido primario es “escuchar”,…

Capítulo IV-8

Viernes, 20 Febrero 2015 00:05
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-08) 01.07.12 El capítulo sobre los instrumentos de las buenas obras termina resaltando algunos aspectos muy relacionados con la vida comunitaria: Practicar con obras todos los días los preceptos del Señor, amar la castidad, no aborrecer a nadie, no tener celos, no obrar por envidia, no ser pendenciero, huir de la altivez. Venerar a los ancianos, amar a los jóvenes. En el amor de Cristo, orar por los enemigos; hacer las paces antes de la puesta del sol con quien se haya reñido. Y jamás desesperar de la misericordia de Dios.…

Capítulo IV-7

Viernes, 20 Febrero 2015 00:05
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-07) 24.06.12 La Regla continúa en el versículo 59 relacionando dos elementos que me gustaría presentar en sintonía con la espiritualidad de algunos Padres y de los primeros cistercienses. El versículo se inicia con la frase de Gálatas: No realizar los deseos de la carne (5,16). Pasa enseguida al mandato de aborrecer la propia voluntad y obedecer los preceptos del abad, aún en el caso que él -Dios no lo permita- obrase de otro modo, recordando aquel precepto del Señor: “Haced lo que os digan, pero no hagáis lo que ellos…

Capítulo IV-6

Viernes, 20 Febrero 2015 00:04
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-06) 17.06.12 La RB no pretende otra cosa que mostrarnos un camino a seguir en la vida monástica, para lo que unas veces anima y otras corrige. Por eso los instrumentos de las buenas obras contienen prescripciones negativas y positivas. Nadie puede caminar siendo siempre empujado, como si le tuviesen que obligar a mover los pies. Cierto que en algún momento todos necesitamos ser empujados y animados, pero no avanzaremos si nosotros mismos no tenemos la decisión de caminar. El niño es animado más insistentemente porque aún no puede comprender la…

Capítulo IV-5

Viernes, 20 Febrero 2015 00:03
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-05) 03.06.12 Aunque estamos llamados a vivir confiados en el Señor, tal y como San Benito nos invita al comienzo de la segunda parte de los instrumentos de las buenas obras, sin duda que en nuestro camino nos tocará pasar por momentos difíciles, de lucha y tentación. ¿Qué hacer entonces? San Benito nos presenta un proceso que va del temor al amor. En primer lugar nos invita a tener una actitud de siervos: temer el día del juicio, sentir terror del infierno, anhelar la vida eterna con toda codicia del espíritu,…

Capítulo IV-4

Viernes, 20 Febrero 2015 00:03
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-04) 20.05.12 Hemos visto las primeras tres secciones de los instrumentos de las buenas obras, referidos al Decálogo, al amor al prójimo por las obras de misericordia y al espíritu del sermón de la montaña que nos invita a amar a nuestros enemigos y sufrir por causa de la justicia, pues todo amor conlleva un sufrimiento que debe ser abrazado. Con ello San Benito nos deja claro que todo ejercicio en la vida monástica, todo instrumento de las buenas obras, debe estar inserto en la unidad inseparable del amor a Dios…

Capítulo IV-3

Viernes, 20 Febrero 2015 00:02
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-03) 13.05.12 Después del primer grupo de instrumentos de las buenas obras, que no son otra cosa que los mandamientos recibidos en el Decálogo del AT, viene un segundo grupo (vv. 10-19) que alude al NT, especialmente por su referencia a Cristo y a las obras de misericordia por las que se nos juzgará el último día según nos dijo Jesús (Mt 25): Negarse a sí mismo para seguir a Cristo. Castigar el cuerpo, no darse a los placeres, amar el ayuno. Confortar a los pobres, vestir al desnudo, visitar a…

Capítulo IV-2

Viernes, 20 Febrero 2015 00:01
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-02) 29.04.12 Llama la atención cómo San Benito empieza el capítulo cuarto de la Regla sobre los instrumentos de las buenas obras. Si se trata de dar unas herramientas para la vida monástica podría haber comenzado por aspectos típicos de nuestra vida y su observancia (oración, vida ascética,…). Pero no, comienza con los diez mandamientos. ¿Por qué? Muchas veces hemos oído que antes que monjes somos cristianos y antes, humanos. Yo no sé muy bien si hay que hablar de antes y después, pero lo que está claro es que nuestra…

Capítulo IV-1

Viernes, 20 Febrero 2015 00:00
CUALES SON LOS INSTRUMENTOS DE LAS BUENAS OBRAS (RB 4-01) 22.04.12 Los monjes antiguos se referían a su estilo de vida como un camino ascético. Para Evagrio era la “vida práctica”, eso que después se ha dado en llamar ascesis con un sentido un tanto negativo por lo que conlleva de privación o renuncia a uno mismo. Toda regla de vida tiene una doctrina ascética que indica el modo cómo hay que conducirse y las prácticas en las que hay que ejercitarse para alcanzar el fin que se pretende. No se trata de pagar tributo alguno ni de negarse a…

Capítulo III-3

Jueves, 19 Febrero 2015 23:25
CÓMO SE HAN DE CONVOCAR LOS HERMANOS A CONSEJO (RB 3-03) 01.04.12 San Benito concluye este capítulo sobre el discernimiento comunitario o la petición de consejo volviendo de una forma algo desordenada sobre algunos temas ya propuestos. En primer lugar se refiere a la Regla: Sigan todos la Regla como maestra en todo y nadie se aparte de ella temerariamente. Tal expresión pudiera hacernos pensar que San Benito desea que se mantenga al pie de la letra un tesoro escrito con las peculiaridades culturales de otra época que nos pueden resultar insufribles. Sin duda que no se trata de eso,…