Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Teléfono: +34 975 327 002 :: Email: huerta@planalfa.es

Comentarios a la Regla de San Benito por el Abad

POR ISIDORO Mª ANGUITA (ABAD DE SANTA MARÍA DE HUERTA)

Los presentes comentarios a la Regla de San Benito (RB) no pretenden más que compartir con aquellos que lo deseen algo de lo que periódicamente suelo hablar a los monjes de mi monasterio. Por ello estos comentarios tienen como destinatarios inmediatos a los monjes, mirando también a la fraternidad de laicos cistercienses que comparten con nosotros una misma espiritualidad. Quizá sean éstos los que me han movido principalmente a “colgar” en la red estas charlas capitulares, pues mis hermanos monjes ya las han escuchado y no necesitan venir aquí a leerlas. Aunque seguramente iré modificando los textos a medida que los reescriba, no es mi intención corregir su orientación a monjes, siendo consciente que los laicos son muy capaces de hacer una lúcida transposición a su vida secular de las alusiones más monásticas. Evidentemente hay cosas que aquí omito por ser más de carácter privado. En otras ocasiones no me resisto a referirme explícitamente a la vida cotidiana de las familias y personas que se relacionan con nosotros.

No quiere ser un comentario erudito, aunque sí aclare términos y para alguno quizá me pueda extender más de lo debido. Es bueno hacer un poco de esfuerzo para no “descontextualizar” excesivamente la Regla en una interpretación exclusivamente acomodaticia a nuestro hoy. La tradición mana de una experiencia. Es algo que recibimos y no podemos traicionar. Pero tampoco debemos petrificarla dejándonos atrapar sin más por su literalidad. Su riqueza se muestra cuando la experiencia vital que movió a otros a escribir, despierta en nosotros una nueva experiencia que sintoniza con la que aquellos tuvieron. La letra, entonces, se convierte en mero vehículo de vida, sin retener nada de ésta, como canal que deja pasar el agua y con nada se queda.

LA REGLA DE SAN BENITO CONSTA DE UN PRÓLOGO Y 73 CAPÍTULOS.

Capítulo 24

Viernes, 20 Febrero 2015 10:49
CUÁL DEBE SER LA NORMA DE LA EXCOMUNIÓN (RB 24) Todo castigo debe tener un carácter correctivo, es decir, debe ayudar a corregir o cambiar de actitud, no pudiendo limitarse a una dimensión punitiva y vengativa. San Benito, a pesar de su moderación en todo, habla de la necesidad de los castigos para corregir el camino del que se aparta y no le bastan las buenas palabras y los consejos para enmendarse. Nosotros tenemos una mentalidad tan mercantilista que nos resulta difícil percatarnos del sentido más genuino de la corrección. Si uno ha cometido una falta debe “expirarla”, decimos, entendiendo…

Capítulo 23

Viernes, 20 Febrero 2015 10:47
LA EXCOMUNIÓN POR LAS FALTAS (RB 23) Con el capítulo 23 comienza un bloque en la RB que dura hasta el 30 y que trata sobre la corrección que merecen las faltas, cómo se ha de llevar a cabo y la actitud que ha de tener el Abad. Es lo que se conoce como código penitencial, que inicialmente estaba más unido en menos capítulos, como lo vemos en la RM, si bien en éste está todo mucho más desordenado e impreciso, mientras que en la RB aparece más claro, coherente y ordenado. También podemos apreciar cómo en la RB, si…

Capítulo 22

Viernes, 20 Febrero 2015 10:46
CÓMO HAN DE DORMIR LOS MONJES (RB 22) Este capítulo llama la atención, pues parece curioso legislar sobre la forma de dormir que han de tener los monjes. Sin embargo, encontramos algunas enseñanzas prácticas que nos descubren la situación de los monasterios en el siglo VI y el espíritu que movía a San Benito. A fin de cuentas, la Regla es una instrucción de vida, por lo que no está de más regular lo que se cree conveniente regular en cada situación. El capítulo comienza diciéndonos: Cada monje tendrá su propio lecho para dormir. Recibirán todo lo necesario para la…

Capítulo 21 (2)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:45
LOS DECANOS DEL MONASTERIO (RB 21-02) La autoridad es necesaria en todo grupo humano, pero todavía más importante es el buen uso de ella, pues de lo contrario se transforma en fuente continua de sufrimiento. Si la autoridad se recibe por el cargo que se tiene, como en el caso de los decanos, la autoridad moral se recibe por la vida honesta, coherente, evangélica, y se ejerce con humildad –que no es falta de firmeza-, buscando ser más amado que temido, servir antes que ser servido, buscando incluso conquistar la voluntad del hermano antes que utilizar la coacción. Es un…

Capítulo 21 (1)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:44
LOS DECANOS DEL MONASTERIO (RB 21-01)                 Una vez terminados los capítulos dedicados a la oración, y antes de pasar al código penitencial, San Benito nos habla de los decanos del monasterio que, junto con el cillerero y el prior, serán sus colaboradores más inmediatos en el gobierno de la comunidad. A eso dedica el capítulo 21.                 Es de todos conocido que San Benito sentía una gran estima por el cillerero, pues le descargaba de casi toda preocupación material, siendo como un padre en este aspecto para la comunidad. Pero en cuanto al gobierno y la animación de la…

Capítulo 20 (2)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:43
LA REVERENCIA EN LA ORACIÓN (RB 20-02)                 La actitud de fe no sólo se nos pide en la oración litúrgica, sino también en nuestra oración privada. Ésta, nos dice San Benito, no necesita de muchas palabras, pues no ha llegado la palabra a mi boca y ya, Señor, te la sabes toda, decimos con el salmista. La oración es una acción del Espíritu en nosotros, no un parloteo de la imaginación, lo que requiere de nosotros una actitud positiva de acogida, abandono, silencio. No vamos a ser escuchados por nuestras muchas palabras, nos recuerda San Benito: Y hemos de…

Capítulo 20 (1)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:43
LA REVERENCIA EN LA ORACIÓN (RB 20-01)                 De Dios podemos decir muchas cosas, pero siempre nos quedaremos cortos y ni siquiera sabremos hasta qué punto tiene sentido lo que decimos de él; nunca alcanzaremos a comprenderlo plenamente ni a definirlo. Sólo podemos hablar de él analógicamente. Por otro lado, nosotros sólo tenemos una boca, un entendimiento y un corazón cuando nos dirigimos a Dios y cuando nos dirigimos a los hombres. Por eso debe haber alguna analogía en nuestra forma de relacionarnos con Dios y con los hombres. Si cuando queremos pedir algo a los hombres poderosos no nos…

Capítulo 19 (3)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:42
NUESTRA ACTITUD EN LA ORACIÓN (SALMODIA) (RB 19-03)                 Ya hemos visto cómo este capítulo de la Regla comienza diciéndonos: Creemos que Dios está presente en todas partes. Creemos. La mayor parte de las cosas en la vida las aceptamos porque simplemente las creemos, sin haber podido comprobarlas ni tener siquiera intención de ello. Las creemos porque lo aceptamos de otros que son dignos de crédito para nosotros. Aprendemos de nuestros padres, de nuestros maestros, etc., creyendo lo que nos dicen. Las verdades cristianas más fundamentales las creemos y acogemos simplemente, pues no son científicamente demostrables, aunque procuremos actualizar el…

Capítulo 19 (2)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:41
NUESTRA ACTITUD EN LA ORACIÓN (SALMODIA) (RB 19-02)                 El monacato antiguo repite por activa y por pasiva que la vida del monje sólo se entiende desde una vida de oración. Su misión principal, la razón de su existencia, está marcada por la oración, sin lo cual su vida es estéril y absurda. Una oración que es mucho más que un sentimiento o un simple estar tranquilo. No se trata de nada extraordinario que haya que conseguir con métodos complicados, pues es un don y anida en la sencillez. Pero no cabe duda que exige un serio empeño, pues no…

Capítulo 19 (1)

Viernes, 20 Febrero 2015 10:40
NUESTRA ACTITUD EN LA ORACIÓN (SALMODIA) (RB 19-01)                 Creemos que Dios está presente en todas partes y que “los ojos del Señor en todo lugar miran a buenos y malos”; pero esto debemos creerlo sobre todo, sin la menor vacilación, cuando estamos en el oficio divino. Así se expresa San Benito en su Regla. Sin duda que esto nos recuerda al primer grado de humildad por el que se inicia el camino de conversión, cuando se nos invita a vivir y sabernos siempre en “presencia de”: Así, pues, el primer grado de humildad consiste en mantener siempre ante los…

Capítulos 17-18

Viernes, 20 Febrero 2015 10:39
LOS OFICIOS DIURNOS (RB 17-18)                 Ya hemos visto cómo distribuye San Benito los oficios litúrgicos a lo largo del día y su expresión como forma de oración continua. Cómo se pasó de los tres momentos de oración judía a su desarrollo en siete horas diurnas y una nocturna, además de los muchos añadidos posteriores como el oficio de difuntos, de la Virgen, etc., para volver actualmente a las siete horas litúrgicas incluyendo las vigilias. El capítulo 17 de la Regla nos expone la estructura de los oficios diurnos. Esquema Prima, Tercia, Sexta, Nona:                                    Esquema de Vísperas: -       “Dios mío,…

Capítulo 16

Viernes, 20 Febrero 2015 10:36
CÓMO HAN DE CELEBRARSE LOS OFICIOS DIVINOS DURANTE EL DÍA (RB 16)                 Nos dice este capítulo de la Regla: Como dice el profeta: “Siete veces al día te he alabado”. Cumpliremos este sagrado número de siete si observamos los deberes de nuestro servicio a la hora de laudes, prima, tercia, sexta, nona, vísperas y completas, pues de estas horas diurnas dijo: “Siete veces al día te he alabado”. Pues de las vigilias nocturnas dijo el mismo profeta: “A media noche me levantaba para alabarte”. Por tanto, alabemos a nuestro Creador en estas horas “por las decisiones de su justicia”,…