Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Teléfono: +34 975 327 002 :: Email: huerta@planalfa.es

Comentarios a la Regla de San Benito por el Abad

POR ISIDORO Mª ANGUITA (ABAD DE SANTA MARÍA DE HUERTA)

Los presentes comentarios a la Regla de San Benito (RB) no pretenden más que compartir con aquellos que lo deseen algo de lo que periódicamente suelo hablar a los monjes de mi monasterio. Por ello estos comentarios tienen como destinatarios inmediatos a los monjes, mirando también a la fraternidad de laicos cistercienses que comparten con nosotros una misma espiritualidad. Quizá sean éstos los que me han movido principalmente a “colgar” en la red estas charlas capitulares, pues mis hermanos monjes ya las han escuchado y no necesitan venir aquí a leerlas. Aunque seguramente iré modificando los textos a medida que los reescriba, no es mi intención corregir su orientación a monjes, siendo consciente que los laicos son muy capaces de hacer una lúcida transposición a su vida secular de las alusiones más monásticas. Evidentemente hay cosas que aquí omito por ser más de carácter privado. En otras ocasiones no me resisto a referirme explícitamente a la vida cotidiana de las familias y personas que se relacionan con nosotros.

No quiere ser un comentario erudito, aunque sí aclare términos y para alguno quizá me pueda extender más de lo debido. Es bueno hacer un poco de esfuerzo para no “descontextualizar” excesivamente la Regla en una interpretación exclusivamente acomodaticia a nuestro hoy. La tradición mana de una experiencia. Es algo que recibimos y no podemos traicionar. Pero tampoco debemos petrificarla dejándonos atrapar sin más por su literalidad. Su riqueza se muestra cuando la experiencia vital que movió a otros a escribir, despierta en nosotros una nueva experiencia que sintoniza con la que aquellos tuvieron. La letra, entonces, se convierte en mero vehículo de vida, sin retener nada de ésta, como canal que deja pasar el agua y con nada se queda.

LA REGLA DE SAN BENITO CONSTA DE UN PRÓLOGO Y 73 CAPÍTULOS.

Capítulo 58 (14)

Sábado, 07 Octubre 2017 15:52
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-14) Cuando va a emitir su profesión, el novicio exclama: Recíbeme, Señor, según tu Palabra, y viviré, expresando con ello el lazo de unión entre Dios y el monje. Por el bautismo somos hechos hijos de Dios, por la profesión nos adentramos más profundamente en nuestra filiación, poniendo en el Señor de una forma efectiva nuestra confianza al renunciar a todo. Esta exclamación la hace el novicio dentro de la liturgia eucarística, que es donde se celebraba la profesión, frente al altar. Con ello se resalta todo el contenido teológico de la profesión…

Capítulo 58 (13)

Sábado, 30 Septiembre 2017 15:49
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-13) Es curioso constatar cómo ya el primer comentarista de la RB (s. VIII) cambió el término conversatio morum por el de conversio morum, y con ello su contenido, pues resulta más fácil hablar de conversión de costumbres, de mejorar la forma de vivir las costumbres monásticas, que de una conversión del corazón, de una actitud profunda del alma que nos pide trabajar por ser coherentes con aquello que deseamos ser, por vivir como monjes, sin quedarnos sólo en las “formas” monásticas, sino yendo más allá todavía, al corazón. La palabra conversatio significa…

Capítulo 58 (12)

Sábado, 23 Septiembre 2017 09:08
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-12) Si la estabilidad es una característica del monacato cenobítico, y en especial de San Benito frente a otros que prefirieron la xeniteia o la peregrinación, no menos representativo es la promesa de conversatio morum. El compromiso de vivir siempre en tensión en una conversión constante es una de las características de una verdadera espiritualidad. San Benito no nos pide hacer voto de no faltar al Evangelio, sino de mantenernos en una continua conversión, en una tensión empeñándonos por cambiar el propio corazón convirtiéndolo hacia el Señor, en un continuo configurarnos con Cristo.…

Capítulo 58 (11)

Sábado, 16 Septiembre 2017 09:05
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-11) En el monacato más antiguo no había un rito de profesión claro. El que deseaba ser monje empezaba a vivir como tal bajo la dirección de un maestro espiritual, y cuando había llegado a la madurez recibía él mismo la paternidad espiritual. Es en el monacato cenobítico cuando aparece la necesidad de firmar una cédula de profesión. Parece ser que fue el Abad Schenute el primero de los padres de monjes que exigió la cédula de profesión, siguiendo San Benito su estela. Pero, ¿en qué consistía esa profesión? San Benito nos dice:…

Capítulo 58 (10)

Sábado, 09 Septiembre 2017 09:01
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-10) La profesión monástica que corona la etapa del noviciado está en la línea del bautismo, por eso las renuncias que se hacen son una concreción de las renuncias al Mal y a sus obras, el pecado. Es un espíritu de renuncia que sólo se puede vivir si nos abrazamos a la cruz que el Señor Jesús nos invita a llevar de buen grado sobre nuestros hombros, la cruz que aparece en nuestras vidas de cualquier forma, para, unidos a él, dar a luz al hombre nuevo en nosotros. ¿Qué mayor cruz que…

Capítulo 58 (9)

Sábado, 02 Septiembre 2017 20:08
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-09) Después de todo un año de prueba en el noviciado, San Benito permite que el novicio haga su profesión. La forma más antigua de profesión, por la que uno se comprometía con el estado monástico y asumía sus obligaciones, consistía, probablemente, en el gesto de despojarse de sus vestidos y cubrirse con el pobre y austero sayal de monje, significando así la vida que se deseaba abrazar. Algo que recuerda al bautismo, cuando el catecúmeno se despoja de sus vestidos para sumergirse en la piscina bautismal y ser vestido ahora con la…

Capítulo 58 (8)

Sábado, 26 Agosto 2017 20:03
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-08) San Benito considera el tiempo del noviciado como un tiempo de iniciación y prueba en la vida monástica. Ese tiempo tendrá unas etapas. Nos dice: Díganle de antemano –al novicio- todas las cosas duras y ásperas a través de las cuales se va a Dios. Si mantuviere la promesa de unirse a la comunidad, al cabo de dos meses se le ha de leer enteramente la Regla, y le dirán: “Ésta es la ley bajo la cual quieres servir: si eres capaz de observarla, entra; pero si no eres capaz, márchate libremente”.…

Capítulo 58 (7)

Sábado, 19 Agosto 2017 20:00
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-07) El tercer y último aspecto que menciona San Benito para discernir la vocación del que llama al monasterio es si acepta las humillaciones propias de la vida comunitaria. Dedica todo un capítulo a la humildad, pero aquí desciende a cosas muy concretas. La verdadera humildad es un don de Dios por el que conocemos la propia debilidad y nos abrimos a su misericordia con confianza. Cuando uno tiene experiencia de eso se abre a la humildad del corazón, que no rebaja a la persona, sino que la hace sentirse grande en su…

Capítulo 58 (6)

Sábado, 18 Marzo 2017 17:38
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-06) La obediencia es el segundo aspecto en el que se manifiesta el deseo de la búsqueda de Dios. San Benito nos habla de ella desde el inicio de su Regla. Para él, un novicio que no sea pronto a la obediencia no puede ser admitido a la profesión, pues la actitud de la obediencia es algo fundamental en la búsqueda de Dios. Quien no es pronto a obedecer a sus superiores y a los hermanos en general, ¿cómo va a estar abierto a dejarse transformar por la gracia? En realidad quien es…

Capítulo 58 (5)

Sábado, 11 Marzo 2017 17:13
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-05) Sólo se busca lo que se desea y sólo deseamos lo que resulta apetecible. Dios, sin duda, es deseable a nuestros ojos, pero puede ser apetecible por múltiples motivos y de diversas maneras. Hay quien lo desea para evitar el castigo; es un deseo temerosamente interesado, es decir, impulsado por el temor. Hay quien lo desea para que las cosas le vayan bien; es un deseo materialmente interesado. Hay quien lo desea por los consuelos espirituales que proporciona; es un deseo espiritualmente interesado. Hay quien lo desea por la natural respuesta del…

Capítulo 58 (4)

Sábado, 04 Marzo 2017 20:56
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-04) ¿Cómo discernir si el que desea ser monje tiene vocación y recta intención? Nos dice San Benito: Y tengan cuidado en observar si de veras busca a Dios, si es solícito para la obra de Dios, la obediencia, las humillaciones. Con frecuencia las apariencias pueden engañar. La piedad o fogosidad espiritual son bien recibidas, pero por sí mismas no son indicio absoluto de vocación. La vocación no radica en las emociones ni en el estado de ánimo, en las muchas palabras espirituales ni en supuestas inspiraciones, en la predisposición natural para una…

Capítulo 58 (3)

Sábado, 25 Febrero 2017 20:53
MODO DE ADMITIR A LOS HERMANOS (RB 58-03) Tras un primer momento de prueba antes de entrar en el monasterio, se debe continuar el discernimiento del candidato dentro del mismo. Para ello se le deja entrar, pero no pasa a comunidad, sino que debe permanecer unos días en la hospedería. Es algo que se acostumbraba a hacer en el monacato antiguo de forma aún más exigente. Casiano nos dice que en el monacato egipcio el que entra en el monasterio debía vivir un año en la portería u hospedería con el anciano encargado de los huéspedes, en donde debía trabajar…